El Aikido

El Aikido enfatiza la evasión y la redirección circular o espiral de la fuerza de agresión del atacante, generando caídas, lanzamientos, inmovilizaciones y palancas como estrategia primaria, más que golpes y patadas.

El Aikido tuvo su origen en Japón, fue fundado por Morihei Ueshiba (1883-1969) en 1942. Anterior a ese momento, Ueshiba llamó su arte “Aikibudo” o “Aikinomichi”.

Al desarrollar el Aikido, Ueshiba fue fuertemente influenciado por Daito Ryu Aikijujitsu, varios estilos de esgrima japoneses (kenjutsu), lucha con lanzas (yarijutsu) y por la llamada Nueva Religión: Omotokyo.

Mayormente debido a su gran interés en Omotokyo, Ueshiba vio las técnicas de Aikido enraizadas más en un intento de cultivar un ” espíritu de protección cariñosa de todas las cosas” que en la dominación física de otros. Cuánto influenciaron las convicciones religiosas y filosóficas de Ueshiba en la dirección de los desarrollos técnicos y cambios dentro del corpus del Aikido, no se sabe, pero muchos Aikidokas creen que la maestría perfecta del Aikido le permitiría a uno defenderse contra un atacante sin causar daños serios ni heridas permanentes.

Los fundamentos estratégicos primarios fundamentales del Aikido son: moverse a una posición fuera de la línea de ataque; tomar el control del balance del atacante utilizando palancas y el momento correcto de influencia; aplicar un lanzamiento, inmovilización o algo emparentado.

Los golpes no están ausentes del todo pero su uso es primariamente un método de distracción (un golpe, atemi, se realiza para provocar una reacción que genera un a ventana de oportunidad que facilita la aplicación de una técnica defensiva).

Muchas escuelas, en diversos grados, entrenan con armas. Las armas más usadas son el jo, una vara de 1.28 m de largo, el bokken, una espada de madera y el tanto, un cuchillo normalmente de madera, por seguridad. Estas armas no sólo se utilizan para enseñar defensas contra ataques con armas sino también para ilustrar los principios del Aikido: movimiento, distancia y el tiempo oportuno.

Open chat